rss vimeo twitter facebook googleplus pinterest

context

En este nuevo proyecto se mantienen dos constantes de mi trabajo; estas son, la investigación en torno al medio fotográfico, por un lado, y la utilización del fieltro de lana como material que da cuerpo a las imágenes, por otro. En este caso puntual, el trabajo de traducción de la imagen fotográfica hacia el fieltro por medio del corte manual, busca dar cuenta de la pérdida de información de la imagen de referencia de una forma distinta a la trabajada anteriormente, de modo que en este proyecto no es la falta de foco la que elimina parte de la información, sino los errores en la traducción de la misma, en imágenes de alto contraste.

En términos temáticos este proyecto es parte de una serie de trabajos recientes donde se incorpora el texto como problema central en la imagen; esto, desde sus aspectos formales –en tanto se da cuenta de su origen fotográfico a través de la utilización del objeto-libro– y también desde el contenido temático que se aborda al utilizar un fragmento del capítulo titulado Still life / Style leaf del libro Lo infraordinario, del escritor francés Georges Perec. La presencia de este relato, que describe detalladamente todos los objetos presentes sobre su escritorio, tiene como objetivo constituirse en una otra “imagen” que permite la reflexión en torno a una observación exhaustiva de lo infraordinario.

La imagen del texto-libro, desplegada a lo largo de los muros del espacio de exhibición, reproduce la puesta en abismo que el relato propone, en la medida que la misma descripción que se hace del escritorio –y el espacio que lo rodea–, se encuentra ya escrito en la página que yace sobre el mismo. De este modo, el fieltro alberga la imagen del libro que presenta la écfrasis propuesta en el texto, constituyéndose en una nueva imagen material. Desde ella se desprenden –como una metáfora concreta– una a una, cada letra que construye su relato, apilándose en el suelo, bajo cada página de fieltro.

En este sentido, la prominencia literaria de este texto, permite abordar aquello que pasa comúnmente inadvertido, que pareciera no tener relevancia alguna, pero que sin embargo, es parte vital de nuestra relación con el mundo que nos rodea.

 

STILL LIFE / STYLE LEAF

El escritorio sobre el que escribo es una antigua mesa de joyero, de madera maciza, provista de cuatro grandes cajones y sobre cuya superficie, ligeramente aplanada con respecto a los bordes, sin duda para impedir que las perlas que en otra época se calibraban sobre ella caigan al suelo, se despliega un paño negro de una textura extremadamente tupida. Está iluminada por una lámpara articulada, de metal azul, con pantalla cónica, fijada por una especie de abrazadera a uno de los estantes habilitados en la pared, a la izquierda y un poco hacia adelante de la mesa. En el extremo izquierdo de la mesa se encuentran dos bandejas rectangulares, de vidrio grueso, dispuestas una junto a otra. La primera contiene una goma blanquecina sobre la que está escrito en negro STAEDTLER MARS PLASTIC, un cortaúñas de acero pulido, un librito de cerillas que muestra sobre un fondo amarillo anaranjado un dibujo estilo Vasarely, una calculadora marca CASIO en la que el número 315308, leído al revés, forma la palabra BOESIE, una especie de joya compuesta de dos minúsculos cocodrilos entrecruzados, un pez de latón con los ojos de vidrio cuya aleta ventral es una manivela que permite desenrollar y volver a enrollar el metro de sastre disimulado en el interior de su cuerpo y cuyo extremo no es otro que la cola móvil del animal y, ensartadas sobre un fino pedazo de cartón, tres medallas que representan muy delicadamente hojas y bellotas de encina, sobre las que aparece grabado respectivamente: «SEBÁSTOPOL», «TRAKTIR» y «ALMA». La segunda contiene un MULTI PURPOSE SNAP OFF BLADE CUTTER MADE IN JAPAN marca OLFA, unas pinzas de depilar, un encendedor desechable sobre el que está escrito L’AUTOMOBILE, un rotulador grueso verde, un rollo de cinta adhesiva, una goma blanquecina (sin inscripciones), un pequeño abrebotellas de acero con mango de nácar, un sacapuntas, un rascador de acero con mango de plástico que imita concha, y una serie de cuadraditos recortados más o menos regularmente en cartón duro; el de más arriba lleva, trazada con rotulador negro, la letra C. Ante estas dos bandejas encontramos, de izquierda a derecha: una caja de cerillas troncocónica, decorada sencillamente con dos franjas de un verde suave, que contiene una treintena de fósforos de azufre; un cenicero minúsculo de redondo de cerámica blanca cuya decoración, en la que predominan los verdes, representa el monumento a los Mártires de Beirut, es decir, por lo que la precisión del dibujo permite adivinar, en el centro de una plaza bordeada de edificios modernos, ornamentada con cedros y palmeras, sobre un zócalo de piedra cuyas tres caras visibles están decoradas por coronas de flores rojas, se alzan tres figuras de bronce: un hombre herido, tumbado sobre el costado, intentando incorporarse tendiendo la mano y, por encima de él, encaramado sobre un bloque de piedra sin forma definida, una mujer que, cubierta por un vestido del que cuelga una manga, tiende un brazo en cuyo extremo empuña un ramo de flores (o una antorcha) y con su otro brazo sujeta por el hombro a un niño pequeño aparentemente vestido con un simple paño alrededor de las caderas; una caja medio vacía de cincuenta puritos de marca NIC HAVANE; un rompecabezas compuesto de doce piececitas de madera que se encajan las unas en las otras de modo que forman una esfera y un cenicero de gres verde, con algunas huellas de rosa y de marrón, que contiene las cenizas y colillas de unos seis puritos. El fondo izquierdo de la mesa lo ocupan una caja redonda de madera torneada, provista de su tapadera, y dos platillos: el más grande, de madera color castaño, contiene monedas (sobre todo de 1 franco francés); el más pequeño, de madera oscura, contiene un botón de nácar, un dado de plástico azul cuyas dos caras visibles llevan respectivamente dos y tres puntos blancos, un clip, unas pinzas de dibujo sobre las que está escrito POSSO PARIS, dos alfileres y dos pesas de cobre en forma de pirámide truncada, que pesan respectivamente cincuenta (250 quilates métricos) y veinte (100 quilates métricos) gramos. Delante de esos tres objetos se alinean varios corales y minerales: un ágata con irisaciones ocres y verdosas, una piedra roja, un trozo de coral que evoca una garra de pájaro o una mano de tres dedos, otro fragmento de coral con aire de manopla, el brillo de una esmeralda, de un verde más bien apagado, atrapado en una ganga brillante y negra y un bloque de pirita cuyos innumerables cristales cúbicos muy finamente estriados brillan con un destello metálico. A la derecha de la mesa, sobre una pila de hojas de papel de un formato poco habitual (unos 40 x 30 cm), se amontonan cinco carpetas rosas o verdes llenas de modo dispar. En la de más arriba aparece escrito, con rotulador negro: Corresp urgente. Delante de esta pila de carpetas se hallan dos blos de notas, uno verde, el otro amarillo, ambos bastante gastados, y algunas hojas sueltas. En una de ellas, de color amarillo, se puede leer un comienzo de enumeración –Newton, el príncipe  Alberto, Tarzán y el dolor de muelas, el Dr. Pluvial, dentista, Escarabajo– cuya continuación está recubierta prácticamente al completo por otra hoja de papel, blanca, sobre la cual las letras O, A, M, R y L rematan líneas de destinos diversos: la línea O continua recta, las líneas A y M se acercan para después alejarse, las líneas R y L, durante mucho tiempo paralelas, acaban por volverse a juntar. La parte baja de este esquema está a su vez recubierta por una agenda en una funda de cuero negro abierta por la doble página, con la esquina inferior izquierda despotricada, del domingo 30 y el lunes 31 de marzo (respectivamente semana n˚13, San Amadeo de S., Sol 6 h 34 19 h 17 y semana n˚14, San Benjamín, luna llena); la agenda lleva dos indicaciones manuscritas: una con tinta –llamar a Marie– situada alrededor de las 15 horas, la otra a lápiz –Marie Chaix– hacia el final de la página. En la parte delantera de la mesa hay un pequeño mueble de madera, de unos cuarenta centímetros de largo, de quizá doce de alto, que posee cuatro filas superpuestas de seis cajones y una encimera en forma de caja. Sobre la tapa de este mueble se disponen: a la derecha, un puzzle de tres dimensiones compuesto de dos cajitas de madera llenas de paralelepípedos y de cubos de dimensiones todas diferentes; en el centro, un despertador electrónico de cuarzo, de marca SATEK, que indica actualmente AM 10:18; a la izquierda, un juego llamado DE BONO L-GAME, que consiste en un damero metálico de cuatro casillas por cuatro sobre el que se pueden desplazar diversas piezas imantadas de colores azul, amarillo o verde; un cierto número de pequeños objetos de acero están pegados a esas piezas imantadas: una chincheta, dos pinzas «Aclé» del n˚1, una cuchilla de afeitar montada en un soporte delgado, tres clips, una horquilla para el pelo. A la izquierda de este mueblecito hay un bote cilíndrico, de loza gris claro, decorado con dos guirnaldas de flores azules entre las que está escrito CAFÉ, lleno de unos treinta lápices negros, lápices de colores, rotuladores, bolígrafos y utensilios varios: un par de tijeras, un abrecartas, un cúter, un portaminas. A la derecha, un vaso recto de fondo grueso parcialmente lleno de canicas de vidrio entre las que están metidos diez portaplumas. En primer plano, destacando claramente sobre el paño negro de la mesa, se encuentra una hoja de papel cuadriculado, de formato 21 X 29,7, casi totalmente cubierta por una escritura exageradamente abigarrada, y en la que se puede leer: El escritorio sobre el que escribo es una antigua mesa de joyero, de madera…

Georges Perec, Lo Infraordinario

exhibited in

La Mar de Músicas

14 julio - 30 agosto 2015

Exposición en Palacio Molina, representación nacional en La Mar de Músicas, Cartagena, España.


ARCO 2014

19 febrero - 23 febrero 2014

Participación de Galería Isabel Aninat con un proyecto individual de la artista visual Mónica Bengoa, en la versión 2014 de ARCO, la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid. Stand 7F07.


related texts

Literatura y Libro en la obra en fieltro de Mónica Bengoa

author

Publicado por María José Delpiano en 60watts.cl, con motivo de la conversación en torno de la publicación de “W, doble ve”, en Universidad Alberto Hurtado.


Mónica Bengoa en ARCO 2014

author

Texto realizado a propósito de exhibición de la obra Still life / Style leaf en ARCO, Madrid, España. 2014.


El cuadro en el texto: Mesas de trabajos

author

Publicado en W (doble ve), Santiago, Chile. Ed. Mónica Bengoa, p. 68-71. 2014.


El literalista: Lecciones de mirar, cortesía de la fotografía hecha a mano de Mónica Bengoa

author

Texto realizado en ocasión de la exhibición de la obra Still life / Style leaf en ARCO, Madrid, España. 2014.
*traducido del inglés por José Miguel Trujillo


related videos

ARCO Madrid 2014, Mónica Bengoa – Galería Isabel Aninat – Still Life / Style Leaf

made by

video de stand de Galería Isabel Aninat (Chile), artista Mónica Bengoa. Arco Madrid 2014

duration 2:10


producción ‘Still life / Style leaf’

made by

video de la producción de la obra ‘Still life / Style leaf’ (2014)

duration 3:07


  1. © 2017 mónica bengoa

social


social