rss vimeo twitter facebook instagram

contexto

Los meses que pasamos en cuarentena sin duda fueron una experiencia de encierro, y presentaron una forma distinta de sentir y vivir el paso del tiempo. Bajo la sensación de que todo se repetía incansablemente, los días me parecían todos iguales, y el tiempo una sucesión incierta de eventos cotidianos.

Así, de mi interés por registrar este tiempo y esas acciones que se repiten una y otra vez —como hice alguna vez registrando fotográ camente a mis hijos durmiendo, comiendo o lavándose los dientes—, surgió la obra 10 en punto: el bordado a mano de una historia escrita pensando en quienes pasamos por alto, los más encerrados en el encierro.

exhibido en

  1. © 2021 mónica bengoa

social


social